22


Se nos quedan en casa sin funerarios ritos
en ondas radiales de victorias y terneros.
Se quedan en la casa, en los rotos balancines.
Se quedan en los palomares vacíos soplando.
Se quedan los antiguos compañeros de la escuela.
Se quedan los padres de sus hijos
Se queda la maleza no cortada.
Se quedan los vacíos huevos en el nido.
Se queda la banda de la plaza sin gorriones.
Se quedan los maestros sin pizarra.
Se quedan las cartas al fondo del buzón.
Se queda la navaja sobre el mármol de la peluquería.
Se quedan sin dedos los rosarios.
Se queda el mar sin los testigos.
Y es el; cuándo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada