8


Un techo universal
lanza alaridos con la velocidad del rayo
como venas varicosas enlazando gases
enlazando gases.

Me expulsan los dioses
de mi casa.
Se desgarra la mirada del sarcófago.
Se implora venenoso por los muertos en la alambrada

Los muertos y letales
se pudren y me expulsan de sus lágrimas.

Y se olvida el luto de las cruces
pues al fondo de mis ojos
están los dioses que me excretan.

Los frutos
de mi casa ya se olvidan de los muertos
detrás del vidrio turbio en la ventana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada