26

http://www.epdlp.com/clasica.php?id=329

El polen
Virulento
sin el énfasis de otros años
se hunde en la piel
al iracundo encuentro de su médula.
¿Quién lo expulsa a esa casa única?

Altozano y furibundo;
deja una estela de fuego sucia que persigo espiritual
sacerdotal y pitoniso.

Ustedes son rocas
atrapando gélidos vientos son ustedes roca
trepando volcanes y mareas, son la roca
resacas disolviendo reptiles torpes farellones
pájaros sin huesos y peñones
y piedrazo hacia las nubes como rocas
cangrejos lanzando tripas como redes
puñetazos
dioses lunares
anclando esperanzas detrás de la vileza como polen.

Así de guturales y espasmódicos han pasado los milenios
con gente como ustedes
mirando el universo tullido y macabro
perseguidos por negras perras que muerden el alma
mirando la arteria del cogote y su sollozo
y así se les va la vida, bendecidos.

Pero más que nada, repugnantes;
es un polen virulento
y amarillo sin clemencias como plaga.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada